Roadtip por el Pirineo catalán para explorar Vall Fosca + Vall de Gerber

Categorías Excursiones en Catalunya, Lleida, Roadtrips

Hemos cogido un día más de vacaciones y como de costumbre, hemos alargado este puente de octubre de 2015 un poquito más…

gerber

Hemos ido a descubrir otra parte del Pirineo catalán, la zona sudeste del parque de Aigüestortes. Lo visitamos el verano pasado, pero es tan grande que todavía nos faltan muchas zonas por conocer.

Día 1 del Roadtrip por el Pirineo catalán

El jueves por la noche cargamos la furgo y condujimos hasta el área de AC de Tremp, donde ya habíamos dormido.

Solo dimos una pequeña vuelta por el pueblo para comprar algunas provisiones y poco más.

Día 2 del Roadtrip por el Pirineo catalán

Por la mañana, después de desayunar con pan recién hecho, continuamos conduciendo hasta el Estany de Sallent, donde en verano funciona un teleférico que te sube hasta el Estany Gento.

Nosotros elegimos el camino de Pígolo para subir hacia el ibón y descubrir el esplendor de la Vall Fosca en otoño. Marcaba 1:30h de ida pero el bebe con 1:15h tuvo suficiente, así que tuvimos que dejar para otra ocasión llegar hasta el lago glaciar.

vall fosca

Cuando se va con peques ya se sabe, mandan ellos y los objetivos solo deberían ser disfrutar del camino, no del destino…

La montaña en esta época está espectacular, la explosión de colores de otoño es preciosa.

Día 3 del Roadtrip por el Pirineo catalán

Después de comer en un paraje como este, cambiamos la Vall Fosca por la Vall de Gerber. Hicimos el Port de la Bonaigua y aparcamos en el parquing del telesilla La Peülla, que en época invernal te sube a una parte de las inmensas pistas de esquí de Baqueira Beret.

Aquí dormimos a 1.900m de altura completamente solos, solo rodeados de caballos y estrellas. El cielo me sigue fascinando como el primer día, lástima del frío porque me podría pasar horas mirando hacia arriba hipnotizada por el espectáculo nocturno.

Día 4 del Roadtrip por el Pirineo catalán

Por la mañana el parquing se empieza a llenar de coches con ganas de senderismo. Nos abrigamos y empezamos a caminar por el bosque de Gerber.

Una parte del recorrido transcurre cercano a la carretera y el ruido de los coches le hace perder un poco de encanto a la ruta, pero a pesar de eso, la excusión es muy bonita. La subida por las rocas hace esforzar a nuestro hizo que se aferra a las piedras para no perder el equilibrio, pues tiene solo 2 añitos.

pirineo catalan - gerber

Llegamos a l’estanyera donde es imposible convencer al bebe de seguir subiendo ante la atractiva tentación de tirar piedras y piñas en el primer ibón… Así que volvemos a resignarnos a terminar la ruta y disfrutamos del entorno, del paisaje y de la tranquilidad…

Cuando ya ha tenido suficiente, empezamos el descenso y ahora sí, nos cruzamos con otras personas que empiezan la ruta mucho más tarde que nosotros.

Ya en la furgo, preparamos la comida y aprovechamos la siesta del bebe para acercarnos a nuestro próximo destino: el zoo del Pirineu.

Tenemos que cruzar des de Sort casi hasta la Seu d’Urgell, unos cuantos kilómetros por carretera de montaña. Cuando el peque se despierta, estamos cerca de Organyà, donde decidimos hacer una paradita para descansar de tanta furgo. Damos una vuelta por el pueblo, hacemos algunas compras y amortizamos el parque infantil.

Toca continuar conduciendo, ahora por una carretera estrecha y llena de curvas que nos lleva hasta Odén, donde se encuentra el Zoo del Pirineu.

Fue una propuesta familiar, para disfrutar de los animales entre primos, así que a pesar de que preferimos ver a los animales en libertad y en su hábitat natural, no nos pudimos negar.

El primo del bebe, solo medio año más pequeño que él, vive a más de 500 km, lo que hace que no puedan disfrutar del día a día juntos, así que cuando vienen de visita, hay que aprovechar para que los primos estén juntos.

Llegamos casi de noche al parquing del zoo y el encargado se apresuró a venir a preguntar si necesitábamos algo. Al explicarle que solo queríamos dormir porque teníamos entradas reservadas para el día siguiente, nos dijo que allí no nos podíamos quedar porque sus perros estarían toda la noche ladrando y no podríamos dormir ni nosotros ni ellos.

Por suerte nos recomendó una alternativa a unos kilómetros de ahí. Así que ya de noche, volvimos a conducir por la carretera de curvas hasta el lugar indicado.

pirineo

Día 5 del Roadtrip por el Pirineo catalán

Nos levantamos con la calma porque tenemos que esperar a que suba el resto de la familia.

A las 10, una vez abiertas las instalaciones del zoo, volvemos al parquing donde ahora sí, aparcamos y entramos para conocer a todos sus habitantes.

El gran atractivo de este lugar es la exhibición de aves rapaces, así que tomamos asiento en el anfiteatro con vistas panorámicas a toda la Sierra de Busa y el Port del Comte y esperamos atentos a que empiece el espectáculo.

Stania y Eloi hacen volar sus aves por encima de nuestras cabezas, el bebe está fascinado, con los ojos bien abiertos y atentos a todos los movimientos. Transmiten su pasión por estas fascinantes aves, pero no podemos dejar de cuestionarnos el papel de los humanos sobre los animales, porque a pesar de definirse como un centro de recuperación, durante la exhibición tienen a los animales encerrados y atados, así que es un poco contradictorio… como tantas otras cosas.

Somos una familia con un niño de 7 años y una perrita que adora bañarse.
Nos encanta salir en furgo, el contacto con la naturaleza y descubrir juntos tierras lejanas... ¿nos acompañas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.