Espectacular y fácil ruta acuática al Forat del Buli (Lleida)

Categorías Excursiones en Catalunya, Lleida

2h 55 min

4’56 km

+173m

DESCRIPCIÓN

Cómo Llegar: La excursión al Forat del Buli está situada en la Baronia de Rialb que se encuentra ubicada en la provincia de Lleida, entre Tremp y Coll de Nargó, se accede a través de Ponts que està al sur del Pantano de Rialb, por la C-1412b, está indicado como Forat del Buli.

Dónde aparcar/pernoctar: en Google Maps indica un parquing para acceder a la ruta en las coordenadas 42.070618, 1.165108, aunque este espacio es pequeño y no está nivelado, serviría solamente para aparcar. Un poco más adelante, a 500 metros hay un espacio más adecuado para pernoctar donde el terreno está más nivelado y hay espacio para más coches.

Crónica: este verano está siendo muy provechoso, ya que pasamos el agosto en Barcelona, los fines de semana hay que buscar pequeños paraísos cercanos donde refrescarse y desconectar y de momento, estamos cumpliendo con este cometido.

En esta ocasión, nos hemos desplazado a la provincia de Lleida, que hasta ahora no la teníamos muy explorada y tiene muchísimo que ofrecer.

La ruta acuática del Forat del Buli empieza paralela al Barranco de Mas Barrat hasta que comunica con el Rio Rialb; seguimos el camino bien fresado hasta oir el agua del río, en un par de ocasiones nos desviamos en dirección al agua para apreciar el espectacular color con el que baja, realmente hipnotizante, en la confluencia hay piscinas naturales donde tomar un baño pero nosotros os recomendamos seguir el camino hacia el Forat. Una vez llegamos al estrecho donde las paredes de roca parecen juntarse, lo exploramos por arriba y retrocedemos para explorarlo por abajo.

Hay que cruzar el río y des del lado derecho, meterse en el agua. A lo largo de todo el recorrido el agua es completamente cristalina y como las piedras del fondo son muy blancas le dan una tonalidad excepcional. Eso sí, hay que ir en verano, porque aún y así el agua está helada y para acceder al Forat, es imprescindible meterse y nadar, hay tramos que son profundos a pesar de que al ser tan transparente el agua parece que el suelo esté más cerca de lo que realmente está.

Una vez dentro del agua, la temperatura es más gélida de lo que nos gustaría, así que nadamos entre el estrecho de altas paredes de roca y al girar, se descubre la maravilla que esconde este rincón. Es un agujero en la roca, un túnel cubierto de vegetación por el que se cuela una cascada y por el que se puede nadar hacia el otro lado del río. Vale infinitamente la pena adentrarse en las gélidas agua, la belleza del lugar es inolvidable. Es un paraíso, un lugar precioso que hay que preservar, así que como siempre, si decidís acercaros, dejarlo igual o mejor que lo habéis encontrado 😉

Estuvimos un rato disfrutando en solitario de esta preciosa cueva y después nos quedamos al principio del estrecho, un tramo ideal para los más pequeños, con poca profundidad donde meter los pies y juguetear en el río.

Estábamos fascinados con el descubrimiento, empezamos a volver aún incrédulos de lo afortunados que somos de tener este patrimonio natural tan cerca de casa.

La ruta es facilísima, apta para cualquiera, el único tramo comprometido es el acuático, los peques deben saber nadar o llevar flotador y, si es posible, neopreno, para que la temperatura del agua no les eche atrás.

Powered by Wikiloc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.