Excursión a los preciosos Gorgs de la Febró (Tarragona)

Categorías Excursiones en Catalunya, Tarragona

 

tiempo

2h 10 min

distancia

6’07 km

Desnivel

+250m

 

DESCRIPCIÓN
Cómo Llegar

La ruta por els Gorgs de la Febró está situada en la provincia de Tarragona, en las Montañas de Prades concretamente. Para llegar hay que tomar la T-704 y quedan entre el pueblo de La Febró y La Mussara. Básicamente hay que llegar a Reus o Valls y tirar hacia la montaña, o por l’Aleixar o por l’Albiol, siendo por éste último el tramo con menos curvas y más rápido. El inicio de la ruta queda al lado del Mas dels Frares, que es un terreno privado, así que hay que buscar aparcamiento en los huecos que hay al lado de la carretera como por ejemplo en este punto GPS: 41.263909, 0.981279

Dónde aparcar/pernoctar

Nosotros pernoctamos en el pueblo abandonado de La Mussara ( GPS 41.252128, 1.028260) , donde hemos dormido en alguna que otra ocasión, pero esta vez, la noche fue movidita, así que no lo recomendaríamos a pesar de que es un enclave maravilloso para dormir y para despertarse.

Se puede aparcar el vehículo en alguno de los huecos al lado de la carretera cercanos al inicio de la ruta (GPS 41.263909, 0.981279)

Crónica

Después de la exigente ruta explorando la Vall Figuera, reponemos fuerzas y después de algunas compras en Tortosa, nos desplazamos a un lugar ya conocido, el pueblo abandonado de La Mussara. Al llegar hay ya 2 furgos con los aislantes puestos preparadas para pernoctar. Volvemos a valorar la elección del modelo de furgo que tenemos ahora, no hay que montar cama, ni aislantes ni nada, es genial.

La noche no fue tan tranquila como nos hubiera gustado, ya había leído que algún/a otro/a furgonetero había tenido visitas ruidosas durante la noche y esta no fue una excepción, toda la noche estuvieron llegando coches, haciendo ruido y despertándome. Des de luego, no volveremos a dormir aquí.

Por la mañana, y sin necesidad de madrugar, porque va llegando el invierno y cada vez amanece más tarde, podemos admirar la salida del sol des de este enclave privilegiado, así que subimos al mirador y contemplamos el espectáculo con el mar de fondo.

la-mussara

Después de desayunar, nos desplazamos pocos quilómetros hasta el inicio de la ruta a los famosos Gorgs de la Febró. Estuvimos hace un par de años por la zona y teníamos ganas de repetir.

Así que aparcamos y bajamos dirección Arbolí. Después de un tramo de camino pedregoso por el que circula algún 4×4, nos metemos en el sendero y llegamos rápidamente al primer salto de agua.

La sorpresa es mayúscula cuando detectamos que está completamente seco! Recordábamos un sitio espectacular de la última vez que estuvimos y el panorama ahora no tenía nada que ver! Sólo quedaba un trozo de barro que dejaba intuir que allí era donde en otras épocas hay una piscina natural preciosa.

Dudé si continuar la ruta o dar media vuelta, porque si todas las cascadas iban a estar secas, no valía la pena ver ese lamentable estado del entorno… afortunadamente, seguimos con la ruta y después pudimos maravillarnos con otros saltos de agua que sí llevaban agua y son maravillosos.

Sólo hay que cruzar el supuesto río, ahora seco, y seguir las marcas de PR amarillas y azules, no tiene pérdida aunque la recomendación sería que os dejarais perder por cualquier parte del río para parar y disfrutarlo.

Hay varias cascadas a lo largo del recorrido, todas valen la pena, hay algunas realmente espectaculares, con unos toboganes que en otras épocas deben hacer las delicias de los más atrevidos, irremediablemente habrá que volver… por que aparte de la temperatura de esta época, que ya no acompaña para meterse en agua helada, no teníamos mucho tiempo ya que nos esperaban para comer a dos horas de aquí, así que fuimos un poco a por faena y no tuvimos mucho tiempo de entretenernos.

Ya de vuelta, empezamos a encontrarnos un montón de coches mal aparcados a los lados de la carretera, no entendíamos nada, es una carretera de montaña muy estrecha y con coches aparcados sólo queda un carril de paso con el consiguiente peligro que supone al ser de doble dirección. Hasta autocaravanas había, coches metidos en cualquier lado, pero cuando digo cualquier lado es cualquier lado, una locura, un despropósito para el entorno, sin duda. Finalmente descubrimos que por allí pasaba el Rally Catalunya y ese era el motivo de que estuviera lleno de coches por todos lados que incluso habían dormido ahí para poder ver los competidores a toda velocidad por un trozo de curva de todo el recorrido, obviamente inconscientes del peligro que suponía su decisión para el resto de vehículos.

Entendimos también el porqué de tanto movimiento por la noche en La Mussara, debían ser espectadores del rally que quemaban la noche a la espera del acontecimiento… en fin…

Os dejamos el enlace a nuestro Wikiloc por si queréis seguir la ruta con todos los detalles:

Powered by Wikiloc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.